domingo, 7 de diciembre de 2014

Guía de supervivencia canadiense.

Vaya......
¿Cuánto tiempo no?
Parece ser que he estado algo ocupado.
Al igual que ha hecho mi fabulosa y querida compañera, Carla, voy a hacer un resumen de estos tres meses aquí.

Han pasado ni más ni menos tres meses y la verdad es que han sido como un pestañeo, como un suspiro, como una explosión, como un bigbang.
El minutero cuenta y sigue contando, y lo peor es que no deja de contar. Han pasado 100 días y a su vez un tercio de mi experiencia con ellos. 200 days left, 200 días para que esto acabe, 200 días para volver a la ''realidad''. Una realidad que si bien es cierto antes era deseada ahora es mirada con recelo.

Si algo he aprendido en estos tres meses es que mi país, España, tiene muchas cosas malas, pero también muchas buenas. Por eso de seguir los buenos refranes españoles diré que me he dado cuenta de lo que tenía cuando lo he dejado atrás. Por que la gente, la alegría, y la buena comida y sobretodo la comida como en España en ningún sitio.

Muchas veces me ha venido a la cabeza la idea de que no estoy aprendiendo inglés de que ahora mismo me siento con el mismo nivel de inglés que hace 3 meses. Pero sin duda alguna estoy mas que confundido. No os podéis ni imaginar lo que estoy aprendiendo, la fluidez que estoy ganando...
No os podéis ni imaginar lo que me está costando escribir esta entrada en Castellano, y no es por ser un poser pero la puntuación e incluso la conjugación de verbos se ha ido volando a Marte

Si Canadá tiene algo bonito (casi todo lo es) es la pronunciación, que a mi parecer es una mezcla perfecta entre ingles británico y americano. La vida cotidiana en Canadá es muy british, y eso es innegable. Una vida diaria adaptada a la familia, al trabajo y al deporte, con poco tiempo para la vida nocturna pero mucho para pasarlo con amigos y familia.
Se podría decir que Canadá es el país más europeo del Continente Americano.

La vida escolar es por así decirlo, fácil pero intensa. La educación se engloba en un sistema educativo eficiente y homologado a todos los tipos de estudiantes. Eres totalmente libre de elegir tu camino, lo que tu quieras aprender, es lo que te van a enseñar. Más de 70 asignaturas de media disponibles en los high school pensadas completamente en aprender y no en memorizar. Ésto último tiene su inconveniente, sólo uno, menos nivel de enseñanza. En resumen, la educación en Canadá es fácil en comparación con lo que estamos acostumbrados, pero más eficiente.

Me siento afortunado por vivir donde vivo, Delta está a 30 minutos de Vancouver y tiene una temperatura media de 0 grados por la mañana y 8 por la tarde, así que dentro de lo que cabe no me puedo quejar, para quejas llamen al departamento de Manitoba.

Una cosa que quiero aclarar es que Canadá no es un paraíso, y que como país que es tiene sus más y sus menos. Pero se viven muy bien. La filosofía de vida aquí es adaptada a nuestro siglo, con total tolerancia a todo el mundo. El nivel de vida es inmejorable, y la gente muy abierta.

Como siempre digo, ésto no son más que unas simples lineas de mis tres primeros meses aquí, lineas basadas en emociones y anhelos, en felicidad y alegría, lineas, basadas en Canadá.



Álvaro.